El fotomontaje de Juanito

Cuando se le pregunta quién le hizo el fotomontaje de la lona en la que aparece abrazado con el líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Humberto Moreira y acompañado de Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila, Rafael Acosta Ángeles, Juanito, responde casi de manera inmediata que no se trata de un truco fotográfico sino de una reproducción verdadera que le hicieran de manera espontánea en la toma de protesta de Francisco Olvera como gobernador de Hidalgo.

Vestido con traje negro, corbata roja y su característico listón en la cabeza, ahora tricolor, deja salir una leve sonrisa mientras carga, orgullosamente, frente a la sede nacional del PRI, hasta donde acudió el miércoles para solicitar su registró como militante de ese partido, una lona de aproximadamente 1.60 metros de ancho por 1.40 de largo, con la leyenda: “Unidos por México”,  en la que aparece impresa la supuesta fotografía  tomada el pasado 1 de abril.

“No es un fotomontaje mi hermano. Estamos los cuatro ahí. Además, atrás de mí esta Manuel Jiménez (subsecretario de organización y operación política del Comité Ejecutivo nacional del PRI) que también fue invitado”.

Pide afiliarse al PRI

A la sede nacional del PRI acudió temprano. Lo hizo con una carta escrita el 29 de septiembre del año en curso, en la que  pide al presidente del Partido del Trabajo (PT) su renuncia a esa organización “por así convenir” a sus intereses y que fue recibida un día después.  “Me la pedían para afiliarme al PRI”, señala sin tapujos Juanito a quien cada vez era más común verle en eventos organizados por el PRI, a los que acudía como invitado de algún líder del partido, pero en lo que además se convertía en uno de los personajes más abordados, con el fin de fotografiarse con él, por parte de militantes y simpatizantes del PRI.

 “Soy líder social desde hace más de 27 años  y lo que quiero es seguir trabajando y apoyando a la gente”, señala quien en el 2009, como candidato sustituto del PT a jefe delegacional en Iztapalapa, ganara las elecciones de esa demarcación. Su designación como candidato se dio gracias al apoyo que le diera Andrés Manuel López Obrador, quien originalmente apoyaba a Clara Brugada, personaje que tras un conflicto en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) fue descalificada de la contienda por el Tribunal Electoral, lo que originó que se acordara públicamente con Juanito que de ganar las elecciones sedería su lugar a Brugada, lo que finalmente sucedió pero luego de poco más de dos meses en los que en varias ocasiones Acosta declaró que no cumpliría con su promesa, generando un debate público sobre el tema y el enojo de los lopezobradoristas.

Al ser cuestionado sobre la reacción que tuvieron cuando solicitó su renuncia en el PT, partido en el que militó por espacio de 2.5 años -tras su salida del PRD en diciembre de 2008-, asegura que los petistas no querían dejarlo ir.

“Salvé su registro, les di a ganar siete diputaciones locales, seis federales, una delegación y aparte aumentaron su presupuesto en el IFE de 50 a 650 millones de pesos. Eso fue el fenómeno Juanito en el PT, pero  no lo supieron aprovechar, me atacaron con todo, pero no querían que me fuera.

Promete 20 millones de votos

Del cómo llegó al PRI, sostiene que fue  Manuel Jiménez, subsecretario de organización y operación política del Comité Ejecutivo nacional del PRI, quien lo invitó a participar políticamente.

“Los líderes sociales me invitan a estar con ellos. Saben quién es Juanito. Soy un líder social no nuevo sino de muchos años y ofrezco millones de votos al PRI. Lo he dicho públicamente: 20 millones de votos a nivel nacional”, lo dice mientras dobla la lona con la foto de él, Moreira, Ávila y Peña Nieto, para después desplegar una nueva en las que aparecen las fotografías manipuladas de Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard (exjefe, el primero, y actual jefe de Gobierno en el Distrito Federal, el segundo, quienes además son aspirantes a la candidatura presidencial del PRD). En esta segunda lona, aparece López Obrador apapachando a Marcelo, con la siguiente leyenda: “Ésta es la mafia que me robó Iztapalapa”.

De sus aspiraciones políticas en caso de ser aceptado militante del PRI, partido al que llama la mejor “opción política”, comenta que le gustaría competir por la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal o por una candidatura a diputado federal o asambleísta del DF. “Yo vengo a sumar no a restar”, lo dice mientras algunos militantes del PRI se le acercan para pedirle que se deje retratar con ellos y sus lonas, una de las cuales, en la que aparece con el líder del PRI y el exgobernador  del Estado de México, Enrique Peña Nieto, asegura que no es fotomontaje aun cuando la calidad de la imagen y la posición en la que se encuentran los personajes de la fotografía revela lo contrario.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s