Tijuana necesita agua

Acueducto Río Colorado- Tijuana (La Rumorosa, México)

Tijuana, B.C.- Un pequeño río de aguas negras corre sigilosamente en medio de dos cerros. Mide dos metros de ancho y a simple vista no se ve dónde nace, ni en dónde desemboca. En la orilla, una pareja de novios se besa, mientras una mujer acarrea agua del canal, que después utiliza para lavar el piso de su vivienda, ubicada a menos de 10 metros del riachuelo.Hace seis años, cerca de 150 familias fundaron la segunda sección de la colonia El Aguaje,  ubicada en las faldas de uno de los dos cerros que divide el pestilente drenaje. Para llegar a este lugar hay que atravesar caminos de terracería, y subir y bajar pendientes a lo largo de dos kilómetros que separan a este barrio del centro de Tijuana. Los residentes son pobres y llegaron hace más de una década  a Tijuana, ciudad colindante con San Diego, uno de los condados más prósperos de California, Estados Unidos.

La mañana es fresca y un hombre de 64 años de edad riega el patio de su casa con el agua del canal. Es moreno y fuerte. Diariamente acarrea entre tres y cuatro baldes del hediondo líquido. “Así hemos vivido por varios años”, comenta Prisciliano Sandoval, mientras por la ventana de la rústica vivienda se dibuja la figura de su esposa, quien lava los trastes.

El agua usada en la cocina debe bombearse desde una toma comunal instalada hace dos años en la parte alta del cerro por las autoridades locales como alternativa para atender a los habitantes de este barrio.

Problemas por abastecimiento

Más de 60 mil personas no cuentan con el servicio de agua en Tijuana

El nacimiento de Tijuana se remonta a la época prehispánica, cuando la región era ocupada por los indígenas que vivían en la zona. Fue con la llegada de los primeros españoles que arribaron a la península de Baja California durante la segunda mitad del siglo XVIII, que la dinámica de la región cambió al establecerse varias rancherías que, con el paso del tiempo, incrementaron notablemente su población. En  1900 se formó la Subprefectura Política de Tijuana, la cual se dividía en ocho demarcaciones que en su conjunto contaban con una población de apenas 442 habitantes.

Después de un siglo, la región donde se ubica Tijuana es, junto con el condado de San Diego, la zona binacional con mayor crecimiento en México, lo que también la convierte en una metrópoli  en la que sus autoridades tienen que generar nuevas formas  para suministrar los servicios básicos.

Con cerca de un millón y medio de habitantes, Tijuana requiere generar cada año más de 200 millones de metros cúbicos de agua, que es equivalente a la cantidad de agua que México dejó de recibir en el 2010 por el recubrimiento con cemento que el gobierno de Estados Unidos  hizo al Canal Todo Americano en la Frontera Norte.

Los representantes de la Comisión Estatal del Agua (CEA), en el Programa Estatal Hídrico 2008-2013, han advertido que, de seguir la tendencia de crecimiento poblacional, en el futuro se generará una serie de problemas para garantizar el abastecimiento de agua en Tijuana.

El mensaje no sólo fue dirigido a los habitantes de esa localidad fronteriza, también lo hicieron extensivo a los residentes de los municipios de Tecate, Playas de Rosarito y Ensenada, ciudades hermanas de Tijuana, pero que dependen en gran medida del suministro de agua que les hace Mexicali –capital política de Baja California- a través del  Acueducto Río Colorado-Tijuana, que como su nombre lo indica, acarrea el agua del Río Colorado a la zona costera del Estado.

“Entre las propuestas visualizadas por las autoridades estatales para abastecerse de agua en los próximos años, se encuentra la instalación de dos plantas desaladoras en la Zona Costa de Baja California, tecnología que permite convertir el agua salada en dulce”, señaló Efraín Muñoz, director General de la CEA.

Esta idea –según el funcionario-  se debe pensar a futuro, de ahí que se encuentren trabajando con especialistas del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) y de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) para identificar las mejores zonas donde se podrían instalar estos nuevos mecanismos.

Una segunda alternativa es ampliar el Acueducto Río Colorado- Tijuana, lo que a decir del investigador del CICESE, Rogelio Vázquez, no es una propuesta viable, porque las autoridades tendrían que construir un nuevo conducto que funcione en los próximos 10 años, además de pagar los derechos de agua, mientras que en el caso de las desaladoras no se depende de los derechos asignados, además que se puede ir creciendo conforme las necesidades lo demanden.

“Aparte con esta nueva tecnología se tiene un plus, porque una vez que utilizas el agua la puedes rehusar mediante un tratamiento”, sostiene el investigador.

Miles requieren el servicio

Prisciliano Sandoval

Hace 15 años, Prisciliano Sandoval, originario del sur de México, decidió dar un giro a su vida y optó por establecerse en Tijuana. El crecimiento de la región, su cercanía con California y las oportunidades de trabajo, fueron lo que motivó a este hombre, que en ese tiempo contaba con 49 años de edad, a empacar sus maletas y hacer un viaje de más de tres mil kilómetros en compañía de su esposa. Los primeros años se establecieron en una cuartería del centro de la ciudad, que a pesar de ser modesta, contaba con todos los servicios básicos como agua, luz y drenaje.

A los 10 años de vivir ahí y pagar una renta de 200 dólares mensuales, optó por unirse a un grupo de personas que como él buscaban tener una propiedad a su nombre.

Cuando llegó por primera vez a la zona, observó un predio rústico al que tenía que hacer varias mejoras. La primera fue limpiar el terreno para construir la casa. Después compró veladoras y algunas antorchas para tener algo de luz por las noches. La decisión más difícil fue cuando tuvo que pensar en la forma en la que obtendría agua  limpia. La respuesta vino una semana más tarde, cuando observó que un grupo de mujeres hervía el agua que los niños acarreaban en baldes del pestilente canal.

Urgen nuevas alternativas

Ahora, el barrio está totalmente transformado. Ya cuenta con electrificación en todas las viviendas, alumbrado público en las calles y una toma comunal de agua potable, que a decir de Prisciliano Sandoval, ha generado serios “dolores de cabeza” entre los vecinos del lugar que siguen utilizando el agua del riachuelo para regar sus patios y jardines.

Los problemas han surgido porque la toma comunal instalada por la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT), es regulada por dos líderes de la comunidad  que, sin importarles las consecuencias, cortan el suministro cada vez que un vecino se retrasa con el pago. Esa situación ha generado que las personas que pagan puntualmente como Prisciliano, se queden sin el servicio por varios días. “Esta mal eso. Un día va a ocurrir una tragedia, porque la gente se va a molestar y los van a garrotear”, dijo.

Otro mal que aqueja a los residentes del populoso barrio, es el costo por el suministro de agua potable. Hace dos años, cuando se instaló la toma comunal, desembolsaban 60 pesos mensuales, y ahora el precio se incrementó en más de un 100%. Por ello, han solicitado la intervención de la CESPT para que instale medidores en las casas.

El reto para las autoridades de Tijuana es grande, porque depender en gran medida del Río Colorado -afluente de  dos mil 333 kilómetros que surte de agua a más de 20 millones de personas en los estados de Colorado, Utah, Arizona, Nevada, California, en Estados Unidos, así como de Sonora y Baja California, en México-, los tiene que poner a recapacitar en la necesidad de generar nuevas alternativas para suministrar el líquido a más de 60 mil personas que actualmente no cuentan con este servicio en la ciudad y que como Prisciliano están conscientes que la falta o el cobro excesivo de este servicio pudiera acarrear conflictos sociales.

Like This!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s